HOY

Ha sido uno de esos inusuales días en los que prefiero verme desde un globo aerostático, de lejos, como para no alterar el devenir de mi vida.

A diferencia de muchos, pienso que en lugar de empezar y terminar con historias, yo sólo las empiezo, y ando tejiendo algo inconmensurable. Por suerte llega el punto en el que comprendo que no debo continuarlo sola.

Acá los resultados:

Algunas, pocas, certezas. Como me gusta.
El sabor del asfalto.
Mi paciencia infinita.
El eco de las voces de mi familia.
Haber encontrado el amor en mí misma, y en él.
La humedad de Lima.