LE LAB

Y abrimos nuestro tallercito. Lo bueno, salió bien, mucha gente conoció el sitio, nos conocimos entre todos, y se fueron felices (y nos dejaron más felices aún). Lo malo, nada, nos lo pasamos genial, y por lo que nos comentaron, el espacio ha quedado bien mono. Vayan cuando quieran que ahí está Andreita de martes a sábado de 4:00 a 8:00 p.m. para atenderlos con todo el cariño del mundo. 

Con tanto alboroto no atiné a tomar muchas fotos, pero acá hay unas pocas. También pueden visitar la página de Adriana Seminario, que tuvo a bien hacernos una nota y llevar su cámara. A ella, y todos los que nos visitaron o enviaron sus buenos deseos, ¡muchas gracias!